Una responsabilidad el poder valorar vistaolor y  sabor. Una satisfacción el poder repetir. Una alegría el compartir con los compañeros un momento tan especial.

Gracias Florencio Sanchidrian y a Camelforme por esa fantástica vestimenta.

 

Abrir chat